¿compro o alquilo?

                                                                 La fotocopia forma parte de las necesidades básicas que deben satisfacer muchas Pymes, sobre todo aquellas que se dedican a ofrecer servicios administrativos y contables. Y la pregunta que se hace la mayoría es: ¿Compro una máquina? ¿La alquilo? ¿O me sale más barato ir al quiosco o la librería?

                   Lo primero que se debe tener en cuenta a la hora de tomar una decisión es el volumen de fotocopias mensuales que la empresa va a insumir.

                                                                   En el mercado se consiguen alquileres de $150 por 3000 copias mensuales, esto significa que considerando el costo del papel (aprox. 0.02 por hoja) podemos sacar 2150 copias a un costo de 0.07 por copia sin perder dinero. En este caso es claro que el alquiler conviene y ese número aproximado de copias (2150) determina el punto de inflexión entre la compra y el alquiler.

                    Si la cantidad es menor conviene comprar por ejemplo un equipo multifunción que se conectan a la PC pudiendo imprimir y escanear, si bien tienen una operatividad menor a las de las fotocopiadoras y un costo que ronda los $0.10 por copia/impresión los precios de compra son accesibles, se pueden conseguir desde U$S 500. 

                 Tener un equipo acorde a las necesidades de la empresa significa mayor productividad, confidencialidad de los documentos y comodidad. En el caso de los alquileres la comodidad es mayor por no tener que lidiar con los problemas técnicos de los equipos. 

                   Otra alternativa es comprar y contratar aparte el mantenimiento, donde se abona mensualmente el servicio de  mano de obra que puede incluir los repuestos e insumos.

                   En estos momentos el costo de copia del alquiler es relativamente bajo, con muy poca diferencia se puede acceder a equipos de última generación, sólo hay que tener en cuenta el volumen de copiado y establecer el valor de la cuota mensual.

                  En los equipos digitales hay que tener en cuenta que el volumen de copias  puede aumentar si se pueden conectar a una PC. Esto nos puede permitir bajar los costos de impresión además de poder imprimir documentos en A3 o doble carta y doble faz automático. Este último reduce el costo del papel y el volumen físico de los documentos a la mitad.

SALIR